martes, diciembre 11, 2007

Tenemos visitas

Como en otras oportunidades comenté, mi lugar de trabajo (si bien es una planta petrolera) está en terrenos de una estancia, o sea, en medio del campo.
Es cotidiano cruzarse con ovejas, lobitos, algunas vacas, y cuando se sale a la ruta aparecen los guanacos.
A veces a lo lejos se observan algunos caballos que van juntos, sueltos por allí.
Hasta que ayer, con total parsimonia (y sabiéndose dueños del sitio) cruzaron el estacionamiento de la planta y se pusieron a comer pasto a unos setenta metros de mi escritorio, uno de mis compañeros los vió e hizo el comentario del título.


Aquí se los ve a los dueños de casa, merendando cerca del punto de reunión en caso de emergencias y de uno de los hidrantes.

Saludos

9 comentarios:

ani. dijo...

Excelente compañía, desde mi punto de vista. Me gustan las visitas frontales,que no hablan, y que si los recibís con cariño, cariño te devuelven. Amo a los seres simples.
Saludos Hurri, disfrutá la compañía animal.

Araña dijo...

Ojalá me vinieran a visitar caballos y no estás tontas palomas que tratan de hacer nido en la ventana de mi oficina...
(flor de zogaca me pegaria si se me aparece un caballo por la ventana, no??)

Que leeeeeeeeeeeeendo!! Te envideeeeeeoooo!!!

Pero igual te quiero mucho.

r.- el corre ambulancias dijo...

para mi que tenian sed

flavia dijo...

recuerdo cuando llevaba a mi nene al jardín, y de una casa con el portón abierto salieron dos gallinas...me pregunta charly "qué son, mami?", "gallinas hijo"..."cómo?, existen acá en mendoza?"... al domingo siguiente tuvimos que llevarlos a una granja educativa...y pensar que de chica, mi nona llegó a tener hasta vizcachas en el patio...poderoso animal, el caballo...no te tentaste de subirte a uno?

abrazotes!!!

.:. chirusa .:. dijo...

acá se ven desde la ventana de mi oficina todo tipo de animales... pero van en dos patas y algunos usan corbata :þ

Berrysand dijo...

qué sorpresita!!!!!eh?

ta bien, supongo...uno construye en sus tierras...

saludos!

Zeb dijo...

Yo no podría laburar viendo por la ventana tantos candidatos a convertirse en mi almuerzo...

De sólo pensarlo se me hace agua la boca...

Y si veo caballos, largo todo y me voy a cabalgar por la ruta...

Hurricane dijo...

ani.: Al principio es una cosa extraña verse rodeado de animales, luego ya forman parte del paisaje

araña: Jeje, seguro que te infartás... gracias, yo también

r.-: Y por eso vinieron cerca del hidrante? interesante teoría.

flavia: Una vez sola me subí a uno y no fue gratificante, de todas formas, aprender a montar a caballo es algo que quiero hacer.

chirusa: Y te quieren hacer creer que son los mas civilizados del mundo ¿no?

berrysand: Bienvenida! fue una flor de sorpresa, usualmente los caballos no se arriman.

zeb: Jejeje, entonces si venís para acá por octubre (que es cuando andan los corderitos por todos lados) vas dejando el reguero por el campo

Irantzu dijo...

Pues me parece que ese día tuviste una vista privilegiada desde tu oficina. La mayoría escucha bocinazos o está rodeado de gente corriendo.
Para mi es normal ver animales, pero me doy cuenta que gente que vivió siempre en la ciudad se sorprende al ver una gallina (como contaba alguien más arriba)... :-)