lunes, diciembre 03, 2007

Agridulce

Algunas visitas y algunos hechos generaron que estuviera las dos últimas semanas medio borrado del blog y el chat.

El miércoles 21 cumplió 15 años mi hija mayor y en esa semana (del lunes al jueves) vino su padrino, un flaco amigo mío, con quien hemos vivido muchas cosas y que también nos hemos acompañado en diferentes instancias. Como en tantos otros momentos, parece que apenas ayer, en la puerta de mi casa y luego del brindis posterior a mi casamiento por civil, le dije ya te imaginarás que vos vas a ser el padrino de mi primogénito…

Una de las variables de la visita de mi amigo era que nosotros estuviésemos juntos. Hacía tres años que no nos veíamos, no todo pasaba por el cumple.

Hablamos y hablamos y hablamos y hablamos. Y charlando con él vomité una frase muy sencilla, pero que no me surgía a pesar de sentirla como cierta.

Qué año de mierda que fué este…

Llegó el lunes y estuvo con la ahijada, el martes cenamos juntos y luego nos fuimos a tomar algo para seguir hablando, a eso de las 02:30 cerraban el lugar donde estábamos y volvimos para mi casa, a las 05:00 de vuelta arriba para ir al laburo.

El miércoles era el cumple y a la tardecita nos fuimos a la casa de las nenas, se brindó, comimos algo, vinieron los abuelos por parte de la madre, estaban también unos cuantos amigos & compañeros de mi hija. Todo bien (menos yo).

A eso de las 00:30 nos fuimos, el flaco me pregunta ¿Qué hacemos? A lo que respondo Vamos a tomar algo, me quiero hacer bien mierda.

Otra vez al mismo lugar seguimos hablando y jodiendo y él aguantando mi catarsis. Pero para alguien como yo, que solo toma cerveza si de alcohol hablamos, tres Negroni fueron más que suficiente.

Volvimos para mi casa, yo totalmente partido al medio, preparó un café que obviamente no resistí y me hizo largar el resto de alcohol que tenía revolucionándome el estómago.

El jueves a eso de las 06:00 lo pasaron a buscar (porque volvía mediante un vuelo vía Ushuaia) y se volvió para Capital y ese mismo día llegó mi vieja, la fui a buscar al aeropuerto (porque no fui a trabajar) y la llevé para mi casa. Durante esos días aprovechamos para hablar sobre bastantes cosas y también para que viera a sus nietas.

El viernes 30 llegó mi viejo, cuando regresé del trabajo el ya estaba en casa. Esa noche cenamos los tres juntos y al otro día, luego de que yo volviese de la clase de cierre de portugués, los llevé a la casa de las nenas.

El sábado a la noche se realizó la fiesta de 15 y fue, realmente, una fiesta. Los chicos lo pasaron bárbaro, no pararon de bailar en toda la noche y el ver a mi niña tan grande y tan linda me hizo inmensamente feliz.

Cuando todo terminó, y llevábamos en diferentes autos las cosas que habían sobrado para la casa de las nenas, mi ex me acercó para mi casa, hablábamos de diferentes cosas y faltando una cuadra para mi casa le dije

Qué hermosa estabas…

Qué? (No oyó bién porque atiné a decirlo mirando por la ventanilla y con un hilo de voz, no había tomado nada, pero no daba más).

Que estabas muy linda.

Intercambiamos algunas disculpas por cosas que habían pasado durante la semana, me bajé, en casa estaban mis viejos que se habían vuelto un rato antes. Por suerte apolillaban.

Anoche en casa de las nenas chateaba un rato y al encontrarme con una amiga bloguera, le comentaba algo de todo esto y como único consejo ante una situación similar (aunque no se quien soy yo para darlos), le decía que corte vínculos lo antes posible. No hace falta llevarse mal, pero sí intentar al menos buscar lo propio. Hay quien puede hacerlo y quien no. En mi caso durante estos días se cumple un año de que se planteó el no va más, y todavía no pude.

13 comentarios:

flavia dijo...

dentro de unos meses, voy a pasar por una situación similar...mi niña más grande cumplirá quince... y la verdad, veo todo tan diferente a hace algunos meses, que pienso que va a ser una fiesta para todos. liberarme de muchas cosas me ayudó, perdonar me ayudó más, y saberme capaz de hacerlo, muchísimo más aún...los sentimientos, si somos personas de buenos sentimientos, tal vez cambien y tengan otro matiz, pero, te lo aseguro, desearle bien a alguien, que no importa ya si nos dañó o no, nos hace ...cómo te explico?...renacer...
fortaleza, caballero.

Ana dijo...

Disculpá que me meta, si queres borra el comentario.
Hace un tiempo escribiste algo de que estabas un domingo de noche, creo, lavando los platos o de sobremesa en casa de tus hijas.
Y a mí me quedó dando vueltas en la cabeza "este loco se va a hacer mierda si sigue haciendo esas cosas".
Como quizás sepas, llevo a esta altura dos divorcios encima.
Y si algo tengo claro es que lo primero que se necesita es NO VER al otro, no ir a su casa, poner distancia. donde hubo fuego, cenizas quedan.
Los hijos no son excusa, pueden irte a visitar ellas a ti, aunque vivas en un caño. No sirve de nada darles la impresión de "entre papa y mama esta todo bien", si estuviera todo bien no se habrían divorciado. Y te diré, que quizá durante un tiempo SI haga falta llevarse un poco mal, y nadie va a morir por eso.
Además lo principal es que puedan sanar las heridas. y eso requiere tiempo y distancia, sobre todo distancia, porque el tiempo empieza a correr desde que podés poner la distancia.
El siguiente paso, cuando uno consiguió poner tiempo, distancia, y sentirse relativamente bien, es rearmar la vida.
Sin apuro, pero sin tomarse una eternidad para hacerlo, porque en definitiva hasta que ambos no vuelven a formar pareja, no se termina de cerrar el ciclo.
No son consejos, no soy quien para darlos, son simples ideas. y sobre todo, va un abrazo afectuoso. Animo.

r.- el corre ambulancias dijo...

hurri: no es facil llevar una pareja, menos una ex-pareja. soy de la idea de ana, si se corto, replegarse, armar cuadro por tu cuenta y buscar tu espacio

no creo que sea necesario cortar amarras y ni hablar con tu ex, pero si que las cosas no pasen por ella, aunque sea lateralmente

un abrazo, r.-

.:. chirusa .:. dijo...

ufff
ojalá hubiera recetas mágicas, pero cada cual encontrará el camino.
Que se puede (con más o menos esfuerzo, con más o menos dolor) no cabe duda...

Con el encuentro de tu amigo me recordaste que tenía que contarte que mi amiga fueguina estuvo en Baires y tuve la suerte de volver a verla después de... muchos años (gracias a vos)

Volviendo al tema anterior, siempre dije que quien pierde el contacto diario con sus hijos (generalmente el padre) le cuesta doble dolor una separación... pero insisto... no hay recetas... Ojalá encuentres el camino. Un abrazo.

*cyn* dijo...

hurri un abrazo enorme enorme como la distancia que nos separa en argentina.

ojalá que esta angustia pase, pero pase y se supere.

besos enormes

david santos dijo...

El día 17 es el día de nuestra solidaridad con Flavia. Todos debemos tener su imagen en el nuestros blogues.
Viva nuestra solidaridad con Flavia

Araña dijo...

Es que lleva mucho tiempo.. y como alguna vez opiné en mi blog, el no verse ayuda a disipar la pena propia.

No es un relación de meses.. y creo que cuanto más dura, más cuesta reponerse de la pérdida.

Ojalá este año de mierda llegue a su fin de la mejor manera para vos y que encuentres de algún modo la forma de salir adelante.


Un beso grande y sabés que contás con mi oreja virtual o no tan virtual para lo que necesites

Hurricane dijo...

flavia: Gracias. Y espero que sea para vos una fiesta como lo fue para mi.

ana: ¿Como voy a borrar un comentario tan comprometido? Seguro que lo que no me ayuda es la falta de distancia. Estoy buscándole la vuelta para ser mas independiente junto con las nenas. Gracias por todo lo que pusiste

r.-: En eso estamos, cuesta y mas en una ciudad tan chica. Otro abrazo para vos.

chirusa: Gracias por los deseos. Me alegro que te hayas visto con tu amiga. Esos reencuentros son impagables.

cyn: Graciasss, un abrazo de 3000 km no cualquiera lo ofrece ni cualquiera lo recibe, Otros para vos

david: Bem vindo! allí estaremos ese día

araña: Vamos a salir, qué se yo, a veces uno se pone medio melancólico pero seguro que todavía falta mucho por recorrer. Otro para vos.

ani. dijo...

No me animo a opinar, no he pasado por situaciones así. Lo único que puedo decirte es que cuanto más sobrio estés más fácil será verle la vuelta al asunto. Volcar completamente suele ser lo que te pone de nuevo en camino, lo que ayuda a enfocar. Y cuando enfoques bien, seguramente verás que, como te dijeron, mantenerse a cierta distancia facilita las cosas.
Que andes bien!

IRENE dijo...

Lei el comentario de Ana y creo q algo de razon tiene: una cosa es llevarse bien por las hijas q son lo mas preciado q tiene un matrimonio. Pero si las cosas no quedaron tan cerradas, irse de vacaciones juntos, o cenar o ir al cine, creo q en vez de separar, confunde mas.
si la convivencia se torna imposible o el amor se fue (a todos nos puede pasar), hay q tomar una distancia saludable y marcar ciertos territorios, pq si no, te quedas estancado en el pasado.
Y si el amor todavia esta y podes salvar la pareja y volver, bueno...bienvenida la nueva posibilidad.
Las relaciones indefinidas pueden ser muy excitantes durante un tiempo..verse, decirse indirectas, halagarse, celarse, pero luego uno necesita imperiosamente saber en q lugar esta uno en la vida del otro y viceversa.
No te pongas ansioso, deja transcurrir el tiempo...y date tus espacios.
fuerza!!! que se puede!!!

Hurricane dijo...

ani.: Creo que el hecho de (como definís) volcar completamente, todavía no me pasó y es lo que ando necesitando. Seguro que eso va a ser lo que determine un nuevo camino.

irene: El marcar "mis" espacios es un déficit que tengo desde siempre, tal vez sea aquello que mas me cueste, pero estoy tratando de remediarlo.

Irantzu dijo...

Creo que no tenía claro que hace un año te hubieras separado.
Sólo puedo decirte que lo siento... y espero que encuentres el equilibrio y la manera de recomenzar...
Muy bonito post, eres un tipo que irradia mucho amor.

Graciela dijo...

las separaciones son dolorosas, cortar vínculos, el fracaso de tantas ilusiones. Hace 4 años pasé por lo mismo y recién ahora voy encontrando de a poco mi camino, es difícil, doloroso, angustiante pero te llena de una fortaleza si todo lo que haces lo hacés con amor. Bien por seguir con tus hijas y estar con ellas, pero date TU espacio, TU tiempo, pensá un poquito más en vos y no sigás atado a alguien que ya fue... Besos, un mejor 2008 y toda la fuerza desde acá.