jueves, agosto 24, 2006

No es posible volver

Cuando yo era chico, solía ir de vacaciones con mis padres a Santa Teresita. Aclaro para quien lo necesite, que el lugar mencionado es una ciudad balnearia de la Provincia de Buenos Aires.
Así fuimos durante algunos años, a esa ciudad pequeña con lindas playas y una zona céntrica de pocas cuadras, en donde había dos cines, algunos comercios de distinto tipo, lugares de videojuegos, y en la esquina que podríamos considerar como el encuentro de las dos calles mas importantes (la 2 y la 32) estaba la fábrica de alfajores Hipocampo.
Recuerdo que lo pasé muy bien. Disfrutando de aquellos veraneos, de extraer almejas en la playa, de ir a pescar con mi papá al viejo muelle, mientras observábamos la construcción de uno nuevo y mayor.
La última vez que estuvimos debe haber sido en 1980. Y luego, por diferentes motivos, dejamos de ir a Santa Teresita.
Hace unos siete años, también para las vacaciones, fuimos con la familia de mi esposa a Mar del Tuyú, ciudad vecina a Santa Teresita.
Una tarde, mientras la mayoría estaba incursionando en el sueño y como yo no soy de hacer siestas, decidí ir a mi ciudad de veraneo de la infancia para ver como estaba.
Al llegar allí, estuve deambulando un rato por las calles principales, tratando de reconocer viejos lugares. Pero no tuve mucho éxito.
Los edificios que desde mi perspectiva de niño eran gigantescas moles, ahora eran edificios y nada mas, no recuerdo si encontré los cines, y donde estuvo la fábrica de alfajores mencionada ahora había un comercio de todo por dos pesos.
Alejandro Dolina suele decir que no es posible volver a ninguna parte, porque los lugares siguen con su desarrollo y nosotros con el nuestro. Evidentemente aquella tarde quise visitar la Santa Teresita de 1976, quise encontrarme caminando por sus calles a mis nueve años.
Obviamente, no lo logré.

7 comentarios:

cp dijo...

es cierto, el tiempo pasa de diferentes maneras para cada uno.

Hurricane dijo...

Cyn: Y sigue su curso, de ahí la búsqueda de aprovecharlo.

Magic dijo...

Hola... es como cuando pisás el patio de la escuela primaria luego de 20 años. Indescriptible.

Hurricane dijo...

Hola magic. También tuve esa experiencia, y el ver a la que fué mi maestra de 1° como directora.

Pitoti2 dijo...

Cuantos recuerdos. San Clemente del 79 al 86, cuando ibamos a cazar cangrejos para pescar, al puerto (donde está Mundo Marino). El sol daba en la playa a la tarde y no lo tapaban los edificios. En fin, momentos imborrables.
Te invito a ver algunos de mis posts con contenido similar.

Hurricane dijo...

Pitoti: En la época que mencionás alguna escapada a San Clemente hice. Tal vez estuvimos mirando juntos algún partido de volley en la playa. Está bueno tu blog.

Pitoti2 dijo...

Seguro que si, sería interminable contar las cosas que hicimos. Te cuento una.
Como sería que estabamos al pedo y sin guita, que con el grupejo de amigos, una vuelta nos fuimos a gamba hasta Santa Teresita por la playa. Obvio que llegamos, nos mojamos y ya nos tuvimos que volver, pero comoexperiencia estuvo buena.