miércoles, marzo 21, 2007

Veinticinco años

Hace ya unos días que estaba pensando en unificar mis dos blogs, y que cuando se me ocurriese postear algo sobre automovilismo, hacerlo aquí. Hoy comienzo con esta metodología.

La pregunta puede ser: ¿Por qué hoy?

Vamos a la respuesta. Hoy hace veinticinco años se disputó el Gran Premio de Brasil de la temporada 1982 de la Fórmula Uno. Ésta fue la última competencia de Carlos Alberto Reutemann en esa categoría.




Ese día culminó una trayectoria que se había iniciado el 23 de enero de 1972, en el Gran Premio de Argentina. Muy pocos recuerdan que ese día, en su primera carrera, el Lole había hecho la pole position con un tiempazo de 1:12:46 y por consiguiente él, un debutante, relegó al Campeón del Mundo Jackie Stewart al segundo lugar y a acompañarlo en la primera fila de largada. Chupate esa mandarina.

La carrera del Lole abarcó 146 Grandes Premios, 45 podios y 12 triunfos, fue piloto de las escuderías mas importantes en su momento. Entre 1972 y 1976, piloto de Brabham. Desde fines de 1976 hasta 1978 sobre una Ferrari, durante 1979 para Lotus y finalmente entre 1980 y 1982 en un Williams.

El recuerdo que dejó el Lole en la máxima categoría del automovilismo es la de un piloto obsesionado por la perfección de su máquina. Un excelente tester, que colaboró en el desarrollo de todos los modelos que corrió.

¿Y qué recuerdo dejó en nosotros?

Qué querés con ese, si siempre sale segundo...

Y cuando ganaba:

Seguro que abandonaron todos los demás...

Nosotros, y nuestra bendita costumbre de menospreciar al compatriota. Nosotros, y el karma de que si no salís campeón nunca serviste para nada.

No importa que haya estado once temporadas en la máxima categoría del automovilismo. No importa que nunca, y reitero, nunca, sobre un monoplaza de relleno. No importa que lo haya hecho en los años que la Fórmula Uno mataba uno o dos pilotos por año.

No importa que, después de él, no tuvimos otro piloto argentino capaz de correr al máximo nivel.

Lo que importa es que no salió campeón.

Bueno, a mí no me importa. Yo lloré aquel sábado 17 de octubre de 1981 cuando perdió por un punto el campeonato frente a Nelson Piquet, y como lo he dicho en otro post, repito ahora:

Fui, soy y seré hincha del Lole.

4 comentarios:

r.- el corre ambulancias dijo...

de autos solo se manejarlos

pero coincido en todo lo demas, el tipo fue un grosso, respetado en todos lados, menos aca, obvio

cone dijo...

no puedo decirte mucho che. pero vengo a recordarte que hoy quiero la foto de la paella!
firma: la gordi

Sir Patrick dijo...

El Lole fue un grande, se destaco en la epoca mas competitiva de la F1, cuando habia 10 pilotos como Schumacher... lo que daria por tener a un piloto argentino peleando campeonatos en la actualidad!

Hurricane dijo...

r.-: Y las opiniones en distintos sitios web del mundo coinciden en las virtudes del Lole.

Cone: Y allí estuvo, no me iba a olvidar...

Sir Patrick: Bienvenido. Yo también, aunque sea corriendo. Pero con nuestra actualidad estamos tan lejos...