viernes, marzo 09, 2007

Abuelos

Estaba hoy recordando algunas características de mis abuelos y, realmente, cuando uno hurguetea en su memoria vuelven muchas cosas queridas, creo que valió la pena el ejercicio.
Mis abuelos paternos eran Luis (Tuta) y Carmen (Gordi). Del Tuta es de quien menos recuerdos tengo, porque se me fue cuando yo tenía seis años. Tal vez por lo poco que lo disfruté es el motivo por el cual es intocable, y cuando descubro o me cuentan que alguna característica mía se le parece, me inflo de orgullo.
Era hincha de Boca, recuerdo haber visto en casa de los abuelos un llavero que el tenía y que decía algo así "25 de Mayo de 1975 Inauguración del nuevo estadio en la Ciudad Deportiva" haciendo referencia a un estadio que iba a construir el presidente de Boca Alberto J. Armando y que finalmente no se concretó. Jugaba al billar, alguna vez lo fuimos a buscar a un café y billares que estaba cerca de Boedo e Independencia, el taco del abuelo lo tiene mi papá.
En una de las últimas mudanzas que hizo mi abuela (él ya había fallecido hacía tiempo) abrió un cajón y me dió una cajita que contenía su brocha y su máquina de afeitar. Durante un tiempo lo tuve guardado y luego compré algunas hojas y estuve afeitándome con la máquina del abuelo. Antes de venirme para Río Grande le dí esa caja con su contenido a mi papá (porque a mí se me ocurrió correcto) y, para ser honesto, no se si hice lo que realmente quería.
Yo empecé a perder el cabello a los 18 años, él también. Y cuando alguien me consulta sobre el tema de mi calvicie, mi respuesta suele ser "si mi abuelo no tenía pelo ¿quien soy yo para andar con pelo por ahí?"
La abuela Carmen... ¿vieron la película Elsa y Fred, la de China Zorrilla? Bueno, ella se parecía al personaje de China. Barullera, te enloquecía con sus idas y vueltas. Tenían tres nietos (mis dos primos y yo). En unas vacaciones en Santa Teresita, estábamos todos juntos y un día en la playa, durante una sesión de fotos familiares, estábamos los tres nietos junto a la abuela. Quien sacaba la foto nos dice "abracen a la abuelita", y los tres, sin ponernos de acuerdo ni tener nada premeditado hicimos el ademán de estrangularla. Así salió la foto, que está en algún álbum en casa de mis viejos.
La casa que tenían y que recuerdo de chico estaba en Pedro Goyena al 100. Cuando hace unos años me enteré que la demolieron para construir en el terreno un edificio, sentí que una porción grande de mi infancia se había ido en esa demolición.
Mis abuelos maternos eran José (Pepe) y Elena. Vivían en Mar del Plata, de modo que los veía dos o tres veces por año.
Pepe no era el padre de mi mamá sino el esposo de la abuela, pero yo siempre lo conocí a él, de modo que oficialmente quedó establecido como el abuelo. Suboficial retirado de Gendarmería, sus anécdotas en la Fuerza eran variadas,
Fanático al extremo de River. Él fue uno de los fundadores de la filial Mar del Plata de River, conocía a los jugadores y para las fiestas solía recibir una tarjeta del presidente de River Aragón Cabrera, que exhibía con orgullo y colocaba en el centro de la mesa.
Si estábamos en Mar del Plata, acostumbrábamos ir a ver los partidos de River en las copas de verano. Como en otro momento mencioné, estuve junto con el en aquella victoria del millo 5-4 frente a la Selección de Polonia. También la noche cuando River no salió a la cancha a jugar contra Peñarol de Montevideo (cuando en el equipo uruguayo estaba el Potrillo Morena), por temas contractuales. El estadio lleno, Peñarol en el campo de juego y River en el hotel. El abuelo estuvo intratable por dos días.
Elena era una cocinera espectacular y sus hermanas también. Cuando en alguna festividad algunas de ellas se juntaban eran, por supuesto, las encargadas de la comida. Entonces se generaba una especie de "competencia" por ver quien hacía tal o cual cosa mejor. Los que nos encargábamos de hacer desaparecer la producción, agradecidos.
Ellos tenían una heladera con freezer de las primeras que habían salido, con el freezer al costado. Bueno, ni en la heladera ni en el freezer entraba nunca nada, tal era el volumen de comida que solía haber.
También preparaba licores con cualquier cosa, hay un licor de vino cuya receta rescató mi mamá que es espectacular.
Ninguno de los cuatro está en la actualidad. A veces me pregunto si les dediqué el suficiente tiempo. Si así no fue, sé perfectamente que no lo toman en cuenta.

10 comentarios:

pretexto dijo...

Precioso ejercicio el de evocar los recuerdos, y aún más si con ellos conseguimos cubrir esos momentos del día que nos parecen vacíos.
Me alegro de poder hablar de vez en cuando contigo.
Un fuerte abrazo Hurri

r.- el corre ambulancias dijo...

yo tuve la suerte de conocer a 3 de mis bisabuelos, y mis abuelos los 4 vivieron hasta que me hice bastante grandecito
hoy ya no estan ni Sebastian ni Tassa, pero la verdad, es que siempre me acuerdo (mas de tassa, que se fue hace muy poco)

y hurri, el tiempo que le dedicamos siempre nos parece poco una vez que no los podemos disfrutar mas

Araña dijo...

No hace mucho, le dediqué un post a mi abuela materna. Ella era "mi abuela" porque fue muy especial.. para mí la más querida, por distintas circunstancias.
Yo sé, fehacientemente, que en sus ultimos tiempos no estuve con ella el tiempo que hubiera debido estar, y ahora me arrepiento. De ahí el post en su honor.
Los abuelos son uno de los vínculos familiares más lindos, como para ellos deben ser los nietos.
Hermoso tu post, hurri.
Un beso.

cone dijo...

preciosos recuerdos Hurri. preciosos.

siempre vivo recordando a mis abuelos, sobre todo a mi abuela materna que se fue en un momento importante de mi vida y la sigo extrañando y recordando en cada momento. no puedo olvidar situaciones o lugares de su casa donde estabamos. que lindos recuerdos no?

muchos besos
cyn

CARO dijo...

Hurri, el tiempo pasado con los abuelos nunca es poco, y tampoco es mucho.
Es tiempo aprendido, disfrutado, gozado.
Igual para mi los abuelos siempre estan, al lado del sol, sentaditos en una nube, como me decia mi mama cuando era chiquita y le preguntaba por mi abuelo
Besotes

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Muy bueno lo suyo Hurri. Lamentablemente no puedo lograr captar a la perfección todo esto porque nunca conocí a ninguno de mis abuelos, por lo tanto, nunca disfruté del vínculo nieta-abuelos/as. Pero supongo, que debe estar bueno.
Saludos!!!!!
Lucy.-

plumetti dijo...

Hurri que hermoso todo lo que contás.

Yo conocí solo a mi abuela la mamá de mi mamá y te juro que es a alguien que hoy después de haber fallecido hace nueve años adoro.

Me encantaba todo de ella, la carita llena de arrugas, como me defendía de mi vieja y sus rayes, los tallarines caseros que me hacía y el amor que me dió durante toda mi infancia.

ES HERMOSO REALMENTE TENER DE ESOS RECUERDOS Y OJALÁ NO SE BORREN NUNCA.

Yo los rescato generalmente cuando estoy triste, me viene el olorcito a tallarines y me siento mucho más reconfortada. La llevo en el alma y si no te jode, te voy a copiar el post y voy a hablar prontito de ella para que la conozcan un poco mas.

Besos

Pitoti2 dijo...

El hecho que tengas esos recuerdos quiere decir que ejerciste tu rol de nieto suficientemente como para que eloos supieran de tu cariño y te disfrutaran como nieto.
Como siempre te agradezco que hayas pulsado una cuerda más en mi corazón.

Saludos,

Hurricane dijo...

Pretexto: La evocación trae por lo general alegría, tal vez eso la hace placentera. Otro abrazo

r.-: Caramba, conociste bastante y lo disfrutaste, me alegro. Un abrazo

Araña: Por supuesto, me acuerdo de Elisa y sus anécdotas, otro para vos.

Cyn: Son recuerdos hermosos e importantes, en muchos casos nos forjaron alguna característica. Otros para vos.

Caro: Que linda imagen esa, siempre nos siguen malcriando. Besos

Lucy: No será lo mismo pero ¿algún tío/tía bastante mayor? y si nó, Lucy, si te llegan nietos vas a poder improvisar. Besos

Plumetti: Por supuesto que no, es mas, espero tu post para conocer a tu abuela. Besos

Pitoti: Gracias por la conclusión. A mi no se me había ocurrido, y el sentimiento de deuda está ahí, pero como lo expresé, sé que a ellos no les importa. Un abrazo.

Ross dijo...

me emocionò mucho leer, esto. Lo leì hace unos días y no pude responderte, pero es muy bello recordarlo así y poder expresarlo. Yo no los conocí.