domingo, abril 20, 2008

Volvió una noche...

Hace dos años había empezado a concurrir al taller de tango. Puedo entender ahora que en aquel momento hubieron otras cuestiones que movilizaban y tal vez por eso (sumado a que no soy muy hábil) algo salió, pero no tuve los resultados que hubiese querido.

Durante el año pasado no hice nada y, dentro de los cambios que me propuse para este año, uno de ellos fue el volver al taller. Sin ninguna otra meta que el disfrutar de algo que me gusta.

Hace unas tres semanas que comenzó y ahí estoy, volviendo a empezar, re-aprendiendo pasos y con ese cosquilleo que genera el hacer algo que agrada.

Pero no todo es academia, también hay que poner en práctica lo que va surgiendo. El profe siempre recalca que en el taller aprendemos lo que luego hay que ejercitar en la milonga, ahí está la verdadera enseñanza.

Y ahí estuve el viernes por la noche.

Aquí se arma en un pub donde todos los viernes de 22:30 a 01:30 pasan tangos, quien quiere va y le saca un poco de viruta al piso, lo interesante es que es un ambiente de gente que le gusta el tango y el fin es bailar y pasarla bien un rato. Todos bailan con todos y no hay ningún problema.

Una de mis compañeras estaba presente, así que anduve bailando con alguien de mi nivel. Ya va a llegar el momento en que me anime a sacar a alguna de las chicas de los niveles mas avanzados.

En una de las pausas aproveché para tomarme algo y, realmente, agradecí la existencia de la globalización... el motivo es muy sencillo. Al estar en una milonga, tal vez hubiese correspondido que bebiese una grapa, un aguardiente o un moscato. Como en las películas. Pero no fue así, en esta milonga del siglo XXI en el fin del mundo me acerqué a la barra, me acodé, miré a la señorita que atendía y con voz firme y tanguera le dije simplemente

Guinness

Salute

15 comentarios:

Jean dijo...

Hola Hurri! Buenas noches! Qué lindo lo que compartís esta vez con nosotros. Sabés que tengo una amiga que trabaja conmigo en el colegio, re, pero RE-inglesa mal la guacha!!! Y es una adicta al tango... toma clases acá en Buenos Aires y se va a la milonga algunos viernes también! Siempre está tratando de convencerme que vaya con ella... y por el entusiasmo con el que vos lo contás acá, capaz que hasta me animo y todo!!
Que tengas un muy buen comienzo de semana!!! beso grande!! =)
PD: Me mató como remataste el post... pidiendo una Guiness!! En esa me prendo con vos seguro!!!

Araña con antifaz dijo...

Después la apátrida soy yo, claro..

Claudia dijo...

Hurri,
sos consecuente con algunas ideas que citas...El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar... ùnico Churchill.
Y si cuenta el valor para continuar, dele amigo y animese con la percanta mas avanzada,
Ahra, tenga en cuenta que no slo grapa bebian los tangueros..."eche mozo mas champagne..." dice un tango no?.
Bueno, lo que me llevo de aqui hoy es el ejemplo. Cada dia me pregunto por que no hago las cosas que me gustan hacer.
Vale lo suyo... aunque n sea sencillo.

Constanza dijo...

qué suerte que te hayas animado, no solamente a retomar el taller, sino a ir a la milonga y encima estar pensando en sacar a bailar a alguien que no sea del taller.. éso está MUY bien!

me encantaría empezar a bailar salsa (ya sé, nada que ver) pero una vez, cuando comenté que tenía ganas, alguien me miró y se me cagó de risa (advierto que en mi caso, el patadurismo no es para tanto). y todavía no me saco el facón de adentro del cuore. ya llegará el día, y mientras siga sabiendo de ejemplos de gente que se anima, siento que está cada vez más cerca.

que siga la milonga, hurri!

besos.

dispersa dijo...

q bueno lo de no desanimarte,seguir..
Una amiga de mi hijo de 16 años aprende tango me llamó la atención la movida q hay con los jovenes.Por suerte a las academias se acercaron muchos chicos y jovenes (como nosotros,vos en este caso x q al tango no me animo)aja ja .

brindo con champagne aj ja ja

dispersa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dispersa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zeb dijo...

Grande hurri! Yo tengo 2 pies izquierdos para el baile, pero aplaudo bastante afinado jejeje

A veces íbamos con mi viejo al Tortoni a escuchar tango...

Aunq lo q más me conmueve sigue siendo escuchar los discos de vinilo de Piazzolla que me quedaron de mi viejo...muy lindo el sonido digital del cd...pero nada como escuchar al maestro en vinilo...

Abrazo y q siga la milonga!

r.- el corre ambulancias dijo...

bailar tango es una materia pendiente, por ahora, me castigo escuchandolo

y lo de la guinnes tambien es bueno, che!

un abrazo de compadrito, bien con palmada en la espalda

LauraBaires dijo...

Bueno, me esperabas que dijeras... COCA COLA... y ya tenía las teclas listas para matarte...aunque, pensándolo bien, basta con que conserves el espíritu contento y las ganas de seguir... El resto es accesorio.
Te felicito!
Besos

Patricia "La Gata Flora" dijo...

¡Qué lindo poder hacer lo que a uno le gusta!
El año pasado hice una incursión por el tango, pero no seguí.
Pero tener gente con quien compartir placeres (incluída la Guinness) es maravilloso.

Alicia María Abatilli dijo...

Si así hubiera sido un mate cocido, todo bien... Mientras hagas lo que te brinde placer. Me gusta el tango, pero para escucharlo, algo pasa con mis rodillas, una rara contradicción entre ella y los pasos que amerita esta bellísima danza, para mí la más sensual de las que conozco.
Te dejo un abrazo.
Felicitaciones por tu blog.
Alicia

.:. chirusa .:. dijo...

y los guapos desde el cielo te miraron sorprendidísimos y haciendo la señal de la cruz :þ

Bien ahí!!!
hace bien mimarse haciendo algo que a uno le guste...

Hurricane dijo...

jean: Animate entonces y andá a milonguear un rato, no tiene desperdicio.

araña: Por supuesto, vos ni el tango ni el dulce de leche

claudia: Muy buena la cita, también incursionaban en el champagne. Y con respecto a don Winston, el sí que perdió y se la bancó hasta que tuvo sus logros...

constanza: Una quemera no arruga, tenelo en cuenta. Dale para adelante y aprendé lo que te guste

dispersa: Si, en el taller tenemos algunos chicos por suerte, así las nuevas generaciones también se suman al tango.

zeb: Al Tortoni? que bueno eso... creo que ni el cabildo tiene tanta historia como ese café.

r.-: Recibido y correspondido. Y a ver si hacemos que a la apátrida le guste.

laura: Noo, me rajan si pido una Coca.

patricia: ¿Y qué estás esperando pa' volver?

alicia: Bienvenida! mirá, alguien mas patadura que yo no vas a ver, de modo que si te gusta el tango podés intentarlo igual.

chirusa: Jejejeje... el guapo Rivera habrá pensado "qué es eso negro y con espuma que se toma el fiolo este"

yerbanohay dijo...

oh que lindo, como extraño bailar tango, y hacer el sanguchito, la arrastradita, y todo eso.
Hace un anho y medio que no bailo tango, ni con la puerta, y como lo siento. Acá en Alemania una vez fui a bailar y un tipo que me saco me dijo .-Ojo! y yo dije que??? y despues me di cuenta que el tipo queria que yo hiciera un ocho! la ch suena j para los alemanes que dicen ponjo en vez de poncho! Obvio que despues de esa experiencia traumatica no piso mas un salon de baile acá.Extraño a mis profes: genaro, tito, leandro, marcelo y laura, julian ... yo iba todos los dias en tucumán a diferentes academias y milongas!