domingo, agosto 26, 2007

Qué grande estás...

Si parece ayer cuando, en el viaje a la luna de miel, hablábamos con tu madre acerca de cual sería tu nombre en caso que fueras niña. Todavía no existías. Once meses después te tuve en mis brazos.
Las dos primeras imagenes, en el vientre de ella, te mostraban primero en movimiento y luego quietita, con una mano detrás de la cabeza y chupándo los deditos de la otra. Nos preguntó el especialista, pero no quisimos saber tu sexo hasta que nacieras.
Tu nacimiento, tus primeros días, tu primer cumpleaños, tus berrinches, tus garabatos.
Aquella noche, en la que no tendrías mas de tres años, que te despertaste y viniste a nuestra cama. Como otras veces, pero esa noche sentí que se movían mis sábanas y eras vos tratando de treparte. Como otras veces las aparté para que subieras. Como otras veces me abrazaste y seguiste durmiendo.
Pero esa vez, por algo que no recuerdo, te sentí allí, tan chiquita, con tus brazos rodeándome que solo atiné a sonreir y pensar lleno de agradecimiento Señor... ¿cuanto vale esto?
Llegó tu hermana, después llegó el jardín y la escuela. Te dormías mientras yo te leía cuentos, cuando a la mañana a veces te levantaba para la escuela, te gustaba que te preguntase ¿Te declarás oficialmente despierta?
Siguieron los años, seguiste creciendo, pasaron los grados, aparecieron los amiguitos.
También llegó el momento de dejar Capital y venirnos a Tierra del Fuego, el corte con quienes teníamos allá, el buscar otra escuela aquí, empezar a movernos en un terreno desconocido, pero que auguraba un desarrollo mejor.
Luego fuiste señorita. No me lo quisiste decir y, por supuesto, no te culpo. Todo cambio trae aparejadas cuestiones muy internas, que son de cada uno.
La noche en que tu madre y yo les dijimos que no seguiríamos juntos, tu silencio me dió a entender que algo no estaba bien. El llanto de tu hermana era, tal vez, mas acorde a la situación. Pero tu silencio me traía imágenes de mi persona que no quisiera en vos.
Hace poco me comentabas acerca de que habías tranzado con un chico. Yo, con cara de póquer pero tragando saliva te pregunté Definí tranzar, por favor y tu explicación sobre que se trata de unos cuantos besos, me llenó de alegría ¿sabés por qué? porque me lo dijiste y confiaste en mi.
Hoy, mi amor, estás grande. Anoche te veía discutir a rabiar con tu madre y tu hermana y, mientras yo trataba de contemporizar, pensaba en tu rebeldía (natural, lógica y deseable a tus catorce años), que como padre estoy obligado a tratar de encauzar, pero que admiro, porque es la que en muchos aspectos de mi vida me faltó.
En estos momentos nuestros caminos están unidos, pero ya vendrá también la hora en la que tengas que viajar a desarrollarte en tus conocimientos. Empezaste pensando en la paleontología, y ahora estás en la psicología. Y vaya uno a saber si será tu última opción o habrá otro cambio. A mi no me importa. Yo, tu padre, voy a estar para ayudarte en todo lo que necesites.
Ni vos ni tu hermana leen este espacio. Saben que existe pero nada mas. También tengo la tranquilidad que no hay nada de lo que aquí escribí que no sepas.
Sabés que te amo, que deseo que todo lo mejor sea sobre vos. Sabés que le ruego a Dios te bendiga.
Sabés que acá estoy.

27 comentarios:

Roberto Sánchez dijo...

primero feliz post 101 (eternamente olvidado) y segundo es realmente hermoso porque sale de adentro...

salud y buenos alimentos

Alicia R. dijo...

Snif, hermoso. Un beso.

CARO dijo...

Esto es algo que me hubiera encantado poder escribirlo para mi hijo.
Pusiste las palabras justas.
Hermosas como siempre
Besotes

*cyn* dijo...

que profundo hurri

no puedo parar de llorar!

sacaste un amor tan pero tan grande

Marlena dijo...

No puedo explicarte cuanto me conmueve esto que escribiste... Tus hijas deben estar felices de tener un papá como vos!
Te mando un besote enorme.

Dalma dijo...

Entre a tu blog de curiosa y no pense encontrarme con un texto como este.
Te felicito por tu sensibilidad, lo leeria una y otra vez.
Un beso

LauraBaires dijo...

Es una preciosidad. Lo que hubiera dado por tener un padre así...

Me saco el sombrero y me seco las lágrimas. Un beso

Araña dijo...

Mirá que soy dura pero se me hizo un nudo en la garganta y se me llenaron los ojos de lágrimas.. y será porque en mucho me identifico..
Hermoso..
Aunque no lo lea acá.. haceme un favor.. imprimilo y regaláselo. Tiene derecho a leerlo.. si?

Un beso grande

.:. chirusa .:. dijo...

hermoso...
cómo todo lo que nos dan nuestros hijos...

cuándo carajo fué que crecieron tanto no?

Ana dijo...

Una hermosura, tu hija tiene un gran privilegio al tener un padre que piense así. Y bienvenido al club de los padres/madres de hijos adolescentes y rebeldes!

R M dijo...

Muy bonito....
Estas cosas todavia no las entiendo, pero creo qeu en algun momento, lo hare.
Por si no me equivoco, es su cumple....
Dicen que las personas que cumplen entre determinados tiempos, tienen algunas características similares, yo cuando leía veia cosas de ella en mi...:)

Un abrazo!!!

r.- el corre ambulancias dijo...

sale una lupara para espantar eventuales "noviecitos"

Irantzu dijo...

Esto es sencillamente precioso... me emocionaste... de verdad.

Irantzu dijo...

No, es que tuve que volver porque releyendo, me quedé corta.
Me sacaste unas lagrimitas, pero tb unas sonrisas ("te declaras oficialmente despierta?", "defini tranzar"...)...
Escribes muy bien, me caes muy bien, a pesar de las pocas palabras cruzadas.
Cuídate!

Anónimo dijo...

la verdad, lo lei y no pude contener las lagrimas...quizas porque estoy triste, y porque ojala mi papa hubiese escrito todas esas cosas...y tal vez tambien porque lo extraño y esta lejos.
buenisimo, t felicito!

fotolog.com/arpinky

Pumplafiz! dijo...

Daría mi vida por escuchar la mitad de esas palabras viniendo de la boca de mi Padre.
Y ya es imposible.
Nunca te vayas de al lado de tus hijas, y deciles esto todo el tiempo.
Abrazo.

Hurricane dijo...

sandro: Gracias, cierto que inaugura la segunda centena pero nadie lo tiene en cuenta.

alicia: Gracias. Otro para vos

caro: Entiendo, y también creo que nadie te puede quitar la posibilidad de escribir (o solo sentir) para el que venga. El destinatario no será el mismo. Pero vos si.

cyn: Gracias

marlena: A veces no me soportan, pero eso es otra historia. Otro para vos

dalma: Bienvenida! Gracias y otro para vos.

laura: Gracias, qué se yo, te imaginarás que también hay cosas (muchas) por las que no hubieses querido un padre como yo. Otro para vos.

araña: Mmm, me dejaste pensando, es probable que te haga caso. Otro para vos

chirusa: Qué se yo... pero no se puede creer lo rápido que crecen

ana: Jeje, gracias... ya veremos como nos va

r m: Cumple 15 en noviembre, tal vez igual compartan algunas características. Otro para vos.

r.-: Ya es tarde, mi estimado. Qué se le va a hacer.

irantzu: Muchas gracias por tus conceptos, me alegra compartir este espacio virtual con vos. Cuidate también.

arpinky: Bienvenida! y si, en el fotolog tenés cara de triste... espero que solo sea pasajero.

Hurricane dijo...

pumplafiz!: Me conmovió ese "Padre" que tipeaste con mayúsculas. Otro para vos.

verborrea suicida dijo...

bello lo leido.
mi hija canta a sus 6 y da miedo, felicidad.
la sensacion de leer en un futuro propio fue inmejorable.
gracias
un saludo

ItoCuaz dijo...

No me imagino la inmensa alegrìa que debe ser tener un hijo, sòlo puedo agregar que espero tener la oportunidad de poder plasmarlo justo como tú lo acabas de hacer...

Un saludo mexicano desde el blog de Marlena.

vic dijo...

desenreda un poco sacar estas palabrsa de adentro, no?

hermoso.
saludos!

Sofi dijo...

Casualmente tengo la misma edad que tu hija, y aunque algunos crean que a nuestra edad lo sentimental no nos gusta, me encantaría que mi padre escribiera algo así sobre nosotros y la problemática pero hermosa relación que tenemos.

Saludos!

Revista *CaLMa* dijo...

Una gran carta

Jesus V

Dalma dijo...

Huri, feliz dia del blogger!!!

Hurricane dijo...

verborrea: Bienvenida! cuanto nos queda por disfrutar todavía... Otro para vos

itocuaz: Bienvenido! espero tengas la oportunidad de vivirlo. Otro saludo para vos.

vic: Bienvenida! Realmente desenreda, máxime cuando uno no es muy expresivo. Saludos

sofi: Bienvenida! veo que, cada uno desde su sitio, nos entendemos. Y me alegra mucho. Saludos

jesús: Muchas gracias, me alegra verte.

dalma: Muchas gracias e igualmente. No sabía del tema.

peregrina dijo...

Lo hermoso de esto, es que sentí lo mismo, dije lo mismo a mi hijo. Creo que muchos padres lo piensan, lo dicen , lo escriben. No es fácil este oficio de amor, no es fácil un adolescente que te dice "tengo una "alta" madre o vieja sos "grossa" o no te"limes"...pero amo la dicha de ternerlo, de besarlo cuando duerme, de sentirlo mi pibito, aquél que se escapó de casa en tricilo a buscar tesoros.
Los hijoz...la vida.
Un abrazo muy grande.

Magic dijo...

Veo crecer a mi pequeño cada día, y ya siento el temor del día que decida emprender su camino. La ley de la vida, no?
Muy emotivo. Te mando un beso.